Grabado

Vendido

Se dirigieron al reino de la Luna

1885
Aún cuando el viaje a la Luna fue durante mucho tiempo una quimera, no impidió que muchos realizaran el trayecto con las únicas herramientas de la imaginación.
El satírico griego Luciano de Samosata fue el gran inaugurador de la tradición de los viajes lunares fantásticos ya en el siglo II con su obra Relatos Verídicos.
En el siglo XVI fue Ludovico Ariosto quien hace viajar al protagonista de Orlando Furioso hasta la Luna, pues allí se encuentran las prendas perdidas del alma. Hasta allí ha de viajar Astolfo en el carro de fuego de Elías para recuperar el buen entendimiento de Orlando.
Gustave Doré ilustra el viaje lunar con el sentido épico que exigían aquellas imaginaciones hiperbólicas de las novelas de caballerías. Doré acentúa la espectacularidad de la escena cediéndole el protagonismo a una Luna majestuosa que ocupa tres cuartas partes de la composición, mientras el carro traza un eje diagonal que aumenta la sensación dinamismo.

 

GUSTAVE DORÉ (1832-1883) (dibujo)

CHARLES BARBANT (1844-1921) (grabado)

Ilustración de la obra de Ludovico Ariosto: Orlando el furioso editada por Font i Torrents

Barcelona, 1885.

Buen estado de conservación.

Dimensiones: 400 x 300 mm
Dimensiones plancha: 237 x 190 mm