Alegoría lunar

Mediados siglo XVI
El hombre descubrió en fecha temprana el efecto de la Luna sobre las mareas.
Por ello, a pesar de que Selene es una diosa de las frondas salvajes, en esta alegoría lunar es representada bajo la apariencia de una poderosa deidad marina. Sentada sobre un creciente lunar, Diana se muestra dominadora de un mar agitado. De sus pechos brotan dos manantiales vinculando su naturaleza húmeda al medio acuático.
Selene alza en sus manos un navío y una brújula expresando así su papel fundamental para orientar a los marineros en la navegación nocturna.

 

MARTIN DE VOS (1532-1603)

Texto: (…) hiditate m (…) planta campique virefcunt pifcibus et vitam munere reddo meo

Amberes, segunda mitad siglo XVI

Cortado dentro de la huella. Aceptable estado de conservación.

Dimensiones: 194 x 236 mm
Precio: 400€